Microsoft gestionó aporte de capital para SCO

¿Es en realidad Microsoft – y no SCO– que está orquestando la campaña judicial contra Linux? A pesar de fuertes rumores en tal sentido, la teoría no ha podido ser probada.

SANTIAGO: Recientemente, un memorando de SCO filtrado a los medios indicaba que Microsoft habría dado apoyo económico indirecto a SCO.

En 2003, la compañía de inversiones BayStar Capital realizó una inversión de 50 millones de dólares en SCO. Ahora, la compañía confirma que fue Microsoft que gestionó el contacto con SCO. Con todo, BayStar Capital recalca que los 50 millones de dólares no fueron aportados por Microsoft, sino que consistían de fondos propios.

SCO ha demandado a IBM por cinco mil millones de dólares y ha iniciado causas paralelas contra Novell y otras compañías. SCO estima que Linux vulnera sus derechos patentados, por lo que exige a todas las empresas que usan Linux comprarle licencias.

Paralelamente, Microsoft se ha apresurado a cooperar, también indirectamente, con las necesidades de capital de la deficitaria y poco rentable SCO. Durante el último verano boreal, el gigante informático de Redmond pagó a SCO una fuerte suma, de monto desconocido pero millonaria, por el derecho a usar porciones del código Unix de la compañía.

Si quedara comprobado que el apoyo indirecto o meras simpatías de Microsoft hacia SCO han sido en realidad una suerte de conspiración contra el sistema operativo de código libre Linux, la compañía de Bill Gates podría verse en nuevas dificultades con la justicia.

“Por ahora no hay evidencias concretas de que SCO sea una marioneta en manos de Microsoft. Sin embargo, hasta ahora resulta claro que Microsoft se ha involucrado indebidamente en el financiamiento de SCO”, comentó Gordon Haft, analista de Illuminata, a la publicación CNet.

Enlaces de intéres:
www.sco.com
www.microsoft.com

Fuente: diarioti.com
Fecha: 12/03/2004 11:42

Comparte vía:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.