IBM se querella contra SCO

IBM contraataca y demanda a la compañía “anti-Linux” SCO Group, a la cual acusa de mentir, violar patentes e infringir acuerdos de licencias.

SCO, anteriormente conocida como Caldera, fue distribuidor comercial de Linux desde 1994 hasta marzo de 2003, cuando anunció que el código fuente del kernel de Linux contiene supuestamente código copiado de Unix, sistema del cual SCO tiene la patente original. Según SCO, esto implica que quienes usen Linux están automáticamente infringiendo los derechos de propiedad intelectual de SCO.

Inicialmente, SCO demandó al mayor actor mundial del rubro Linux, IBM, por la suma de mil millones de dólares, cifra que reajustó a tres mil millones de dólares luego que IBM se negara a negociar. Posteriormente SCO revocó la licencia AIX de IBM y luego anunció que todos los usuarios de Linux deberán pagarle una licencia si deseaban evitar ser acusados de usar software pirateado. El día 5 de agosto, Red Hat presentó una contrademanda dirigida a SCO, a la que acusa de infundir temor, incertidumbre y duda.

El 7 de agosto, IBM presentó una demanda contra SCO, compañía a la que se refiere en duros términos en un requerimiento judicial de 45 páginas, entregado en los tribunales de Salt Lake City. En el escrito, IBM acusa a SCO de haber iniciado una “campaña de mentiras” destinada a crear “la impresión falsa de que los derechos de SCO sobre Unix no sólo le permiten controlar la tecnología Unix, sino también a Linux”.

A juicio de IBM, al haber SCO distribuido Linux durante varios años bajo la licencia GNU GPL (general public license), la propia compañía ha renunciado, implícitamente, a su eventual propiedad intelectual respecto a componentes de Linux. IBM agrega que la actitud de SCO frente al tema, y su exigencia de pago de licencias por el uso de Linux constituyen, en sí, una violación de los términos de la licencia GPL.

En su demanda, IBM indica que SCO viola leyes específicas que protegen a los clientes de una compañía contra la intromisión de terceros, a la vez que señala que SCO está violando cuatro patentes específicas de IBM.

Las reacciones del mercado bursátil no se hicieron esperar. La demanda de IBM resultó en un repunte de 94 centavos de dólar en la cotización de sus acciones, que quedaron en 80,69 dólares la unidad, mientras que las acciones de SCO cayeron en 97 centavos de dólar, quedando en 11,03 dólares la unidad.

Fuente: diarioti.com
Fecha: 08/08/2003 09:59

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.